martes, 30 de noviembre de 2010

"Por primera vez encuentro un Gobierno que tiene los cojones de disputarle a todas las corporaciones al mismo tiempo."


Lo dijo el Indio esta mañana en el programa de Pergolini, en el marco de la presentación de su nuevo disco (El perfume de la tempestad). Agregó también que le gusta ver "una presidenta que hable de la manera que lo hace en la ONU, sin leer discursos, que no dice disparates."
Es muy ilustrativo leer la histeria del medio pelo comentador de periódicos en la revista Rolling Stone (entran los comentaristas de La Nación), que salen a descalificar al mejor artista de rock del país por una opinión que él mismo se encargó de aclarar que la hace desde el lugar de "ciudadano" y "desde un lugar de ideales y no de ideología". ¿Qué esperaban muchachos, qué el Indio opine parecido a Mariano Grondona o Morales Solá? ¿A Mirtha Legrand? Lo que más les duele a los caceroleros on line es que Solari dice lo que dice desde la total independencia, lo que les saca el lugar para el eterno verso de dice eso porque le pagan. También da mucha gracia que para descalificarlo recurran a un tema que escribió Juanse, el imitador de Pomelo.

Personalmente, me reconforta que uno de los artistas que más admiro vea en este gobierno cosas similares a las que yo percibo. Parece que tan equivocado no debo estar, pero no porque yo posea la Verdad de mi lado del mostrador, sino más bien porque esta es una muestra más de que quiénes antes del 2003 reclamaban ciertas banderas básicas para vivir en un país con un mínimo de dignidad (soberanía, memoria, justicia), vieron que el kirchnerismo las ha recogido, en menor o mayor medida, y en una muestra de honestidad intelectual lo reconocen, aún cuando reconocerlo les traiga más problemas que ventajas. Tampoco se trata de una división de Absolutos en donde de un lado está el Bien y en otro el Mal, pero está claro en cuales de los lados hay más predomino de una cosa que de otra. No es casualidad que tantos artistas reconocidos se pronuncien a favor del gobierno y que los dispositivos comunicacionales más reaccionarios estén decididamente en contra de todo lo que se escriba con K.

En fin, fijate de que lado de la mecha te encontrás.

Más allá de estos comentarios políticos, Indio se explayó sobre varios temas, desestimó tajantemente un reencuentro redondo, confirmó los cinco shows del año que viene y dejó una puerta abierta para la edición de un DVD. Al que le interese escuchar la entrevista completa (se lo recomiendo a quiénes no la hayan escuchado), se la puede bajar de acá.


5 comentarios:

Ricardo dijo...

Me pasa que nunca tuve al Indio o a Calamaro entre mis favoritos musicales, pero debo reconocer que los escucho con más cariño ahora.
También me pasó, lamentablemente, al revés.

Saludos.

Martín Espinosa dijo...

Claro Ricardo, es que más allá de los gustos de cada uno hay que reconocer que tanto Solari como Calamaro han tomado posición cuando lo más fácil para ellos hubiese sido no opinar del tema. Con estas posturas tienen más para perder que para ganar y eso hablar muy bien de ellos.

Saludos!

García dijo...

Excelente entrada. Otro eximio pensador ha dicho que la manifestación de Carlos Solari podría haber sido mucho más explícita. Así lo hubiésemos deseado todos los que comulgamos con la administración vigente, seguro que sí. Pero quizás, y dado el hecho que Carlos Solari es un mito viviente, una declaración más osada le hubiese costado caro. Hizo el aporte que juzgó más oportuno a los ideales que defiende y menos comprometedor al culto que lo entroniza. Y no está mal, porque si su ícono cae, si su poder mengua, ya no podrá hacer ninguna contribución significativa. Creo que a Cristina Kirchner le ocurre algo similar cuando, ante la represión indígena en Formosa, no se puede pronunciar fervientemente a propósito de las responsabilidades políticas o penales del gobernador Gildo Insfrán, porque es un aliado político. Vicios de la democracia partidaria que deben tolerarse en aras de la gobernabilidad, perversiones del sistema, sin duda. Pero en definitiva, tanto Cristina Kirchner como Carlos Solari deben medir sus dichos para sostener la legitimidad de su imagen pública. Considero, bah.

Martín Espinosa dijo...

Es posible que pueda haber existido alguna intención de equilibrar la balanza para no quedar muy expuesto. Sin embargo, a mi me da la impresión de que las declaraciones fueron bastante explícitas teniendo en cuenta que el emisor era Solari. Lo que quiero decir es que fue lo más explícito que puede ser teniendo en cuenta sus formas de expresarse (ya sea en sus canciones o cuando da alguna entrevista).

1600 Producciones dijo...

El Indio siempre en otro nivel... no sé que me da más gusto si leerlo o escucharlo.

Saludos