sábado, 29 de marzo de 2008

"No me lloren, crezcan"


Hace 20 años se despedía Miguel Abuelo (víctima de una cruel enfermedad) un díscolo poeta y prolífero autor con esta rotunda afirmación: "no me lloren, crezcan". Intentamos hacerlo al recordarlo y al recordar a todos aquellos amigos que partieron hacia algún lugar.

Brindo hasta la cirrosis por la vacuna del sida...


Oye Niño


Oye niño no te dejes
haz tu cabeza estallar.
Oye niño no seas tonto
haz tu cabeza estallar.

Todo lo que ata es asesino
todo lo que ata no es la paz.
Oye niño ya no corras
no me quieras ganar.

Cuando mi nombre ya no exista
verás qué velocidad.
Ya arroja tu armadura
ser el aire no es pensar.

Todo lo que ata es asesino
todo lo que ata no es la paz.
No hay camino hasta tu suerte
Nadie te puede ayudar.

Miguel Abuelo

1 comentario:

Unfor dijo...

Vecino, cuando vivía en Serrano y Güemes.
-¿Tenés un cigarrillo?
Es lo que recuerdo ahora de éste "Niño poeta" como lo bautizara Miguel Grinberg, cuando de vez en cuando nos cruzáramos.

Después le hicimos una entrevista en una revista subte -era auge en la época, como ahora los blogs- que se llamaba Popol Vuh.

A nadie extraño tanto en el mundo del rock.