viernes, 21 de marzo de 2008

Cierre del concierto de Dylan en Buenos Aires (algunas delicias del mejor recital de mi vida)

Una versión distinta e increíble de una canción sin tiempo