jueves, 23 de julio de 2009

Si...

Si puedes conservar tu calma en la borrasca
cuando todos te acusen ¡eres tu el turbador!

Si cuando de ti duden , puedes confiar en ti
disculpando magnanimo el exaltado error;

Si puedes esperar sin cansarte en la espera
y perdonas la injuria y en ella no te manchas

Y si eres odiado te acorazas de amor
sin ficticia dulzura y sin palabras vanas;

Si romantico sueñas y tus sueños dominas;
si piensas y no tienes vanidad de pensar

Si puedes cara a cara mirar exito y ruina
y en la prueba vencerlos a los dos por igual;

Si malvados falsean tus conceptos mas justos
y sufres esa carga con serena humildad,

O si ves destruido todo cuanto tu edificaste
y de nuevo tu torre comienzas a levantar;

Si medida riqueza o brillante fortuna
a cara o cruz te juegas de un golpe sin temor
Y las pierdes impavido retornando al principio
sin inutiles quejas ni cobarde clamor;

Si corazon y nervios y musculos y empeño
pones solo al servicio del supremo ideal
Y soportas la prueba ya sin clara esperanzadando ejemplo de terca y ardiente voluntad;

Si pulsas muchedumbres y conservas intacata tu virtud
si ni reyes rebajan tu altivez
Si no pueden herirte amigos ni enemigos
si mesurado eres de todos un sosten
Si tu puedes llenar el minuto implacable con el valor autentico de sesenta segundos
es que eres un hombre realmente, hijo mio y tuya la tierra ... tuyo ya todo el mundo.

Rudyard Kipling.