jueves, 2 de julio de 2009

BCN (Bares, Cielos y oNas)

Sucumbí entre tus curvas
maquilladas con bares
entre luces de artificio
y algunas cuantas verdades...

Tus ojos, fatales como un cielo,
alumbraban el reflejo
de nuestras paródicas realidades.

No estoy sólo,
el Mediterráneo me besa con su brisa
y su sal, como una cruel pitonisa,
pregunta por ti.


Con cortesía para Barcelona y su hermosa gente, que supieron abrigar mi desamparo.